Nitrógeno (N2)
El nitrógeno (N2) es el principal componente (79% en vol.) del aire que respiramos. Este gas incoloro, inodoro, y sin sabor no interviene en la combustión. Entra en la caldera como un lastre, se calienta y sale por la chimenea.

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas gasoil/gas: 78 % - 80 %

Óxidos de nitrógeno (NOX)
A altas temperaturas (combustión), el nitrógeno (N2) presente en el combustibel y en el aire ambiente se combina con el oxígeno del aire (O2) y forma el monóxido de nitrogeno (NO). Después de algún tiempo, este gas incoloro se oxida en combinación con el oxígeno (O2) para formar dióxido de nitrogeno (NO2). El NO2 es soluble en agua, tóxico si se respira (produce daños reversibles en el pulmón) y contribuye a la formación del ozono en combinación con la radiación ultravioleta (luz solar). El NO y NO2 en conjunto se llama óxidos de nitrógeno (NOx).

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas de gasoil/gas: 50 ppm - 100 ppm

Dióxido de azufre (SO2)
El dióxido de azufre (SO2) es un gas tóxico incolor con un olor fuerte. Se forma a partir del azufre del combustible. El valor límite es de 5 ppm. El ácido sulfúrico (H2SO4) se forma en combinación con agua (H2O) ó condensados.

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas de gasoil: 180 ppm -220 ppm
Oxígeno (O2)
El oxígeno restante no utilizado en la combustión en el caso de utilizar aire en exceso aparece como componente de los gases de combustión y se utiliza para medir el rendimiento de la combustión. Se utiliza para determinar las pérdidas por chimenea y el contenido de dióxido de carbono.

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas de gasoil: 2% - 5%
Calderas de gas: 2% - 6%

Dióxido de carbono (CO2)
El dióxido de carbono es un gas incoloro e inodoro con un ligero sabor agrio. Bajo la influencia de la luz solar y el verde de las hojas, la clorofila, las plantas convierten el dióxido de carbono (CO2) en oxígeno (O2). La respiración humana y animal convierte el oxígeno (O2) otra vez en dióxido de carbono (CO2). Esto crea un equilibrio que los productos gaseosos de la combustión distorcionan. Esta distorción acelera el efecto invernadero. El valor límite de efecto es de 5000 ppm. A concentraciones superiores al 15% en volumen (150.000 ppm) en la respiración, se produce una inmediata pérdida de consciencia.

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas de gasoil: 12,5 % - 14 %
Calderas de gas: 8 % - 11 %

Monóxido de carbono (CO)
El monóxido de carbono es un gas venenoso al respirar, incoloro, inodoro y es el producto de una combustión incompleta. En concentración demasiado alta, no permite que la sangre absorba oxígeno. Si, por ejemplo, el aire de una habitación es de 700 ppm de CO, una persona respirandolo durante 3 horas morirá. El valor límite es de 50 ppm.

Valores típicos en los gases de combustión:
Calderas de gasoil: 80 ppm - 150 ppm
Calderas de gas: 80 ppm - 100 ppm
COMBUSTIBLE DIESEL GAS NATURAL/ LP
VALOR CALORIFICO 9250 kcal/l 8530 kcal/m3
% CO2 12.5 - 14 8 - 11
% O2 2 - 5 2 - 6
ppm CO 80 - 150 80 - 100
El incremento de todo tipo de combustión es un agente contaminante del ambiente con concentraciones siempre mayores de polución. La formación de humos, la lluvia ácida y el aumento del número de alergias son consecuencias directas de este desarrollo. La solución para una producción de energía que no perjudique el medio ambiente debe, por lo tanto, suponer una reducción de las emisiones contaminantes. Los contaminantes en los gases de combustión sólo pueden reducirse eficazmente si las plantas existentes operan con el máximo rendimiento posible o si se cierran las calderas nocivas. El análisis de los gases de la combustión ofrece un medio para determinar las concentraciones de contaminantes y para ajustar al máximo rendimiento las instalaciones de calor.
DESCARGA AQUI                        NOM-085-ECOL-1994
12-02-94 NORMA Oficial Mexicana NOM-085-ECOL-1994, Contaminación atmosférica - Fuentes fijas - Para fuentes fijas que utilizan combustibles fósiles sólidos, líquidos o gaseosos o cualquiera de sus combinaciones, que establece los niveles máximos permisibles de emisión a la atmósfera de humos, partículas suspendidas totales, bióxido de azufre y óxidos de nitrógeno y los requisitos y condiciones para la operación de los equipos de calentamiento indirecto por combustión, así como los niveles máximos permisibles de emisión de bióxido de azufre en los equipos de calentamiento directo por combustión.
[home] [control] [análisis de gases] [servicios] [experiencia] [contacto]